Cyril hace un homenaje a cantantes y grupos relacionando el mundo de la gastronomía dulce con el arte musical. Esta nueva colección refleja emociones personales del chef a través de sabores y texturas inspiradas en la música.